NOTAS / TECNICAS
VIDRIO ARTISTICO
EL STRESS EN LOS VIDRIOS / Por Mabel Waisman - 08/2000

Se denomina stress o estressado de los vidrios a la presencia de tensiones estructurales producidas durante su elaboración o provenientes de posteriores tratamientos térmicos. Estas tensiones pueden tener variadas intensidades y en algunos casos llegan a producir la rotura de los vidrios. Toda la lámina de vidrio, luego de ser fabricada, retiene alguna tensión superficial o stress, de la cual nos valemos para poder cortarla. Al marcarla con el cutter (herramienta de corte) se produce una línea de debilitamiento que al ser luego presionada provoca la fractura (o corte) de la lámina. Si este vidrio estuviera excesivamente estressado, la fractura podría ramificarse fuera de la línea marcada produciendo un corte desparejo.
En sucesivos tratamientos térmicos el vidrio puede estressarse al ser calentado enfriado en forma demasiado rápida o al ser combinado con otros vidrios de diferente composición (incompatibles).
Stress en el calentamiento:
Si toda la masa del vidrio fuera calentada de manera uniforme no tendríamos límites para la velocidad del calentamiento. Pero en la práctica comprobaremos que un calentamiento demasiado rápido siempre se produce en forma despareja y ésta es la causa principal del stress en esta etapa.
Si un vidrio tiene stress producto de otras horneadas previas resultará más vulnerable todavía.
Un vidrio muy estressado, si es calentado cuidadosamente, no ofrecerá problemas salvo que yá esté fracturado.
A partir del momento en que el vidrio comienza a entrar en fusión el stress se va debilitando y llega a desaparecer en los momentos de máxima fluidez.
Stress en el enfriamiento :
Cuando se ha completado el proceso de termofusión comienza el período de enfriamiento y consolidación. Esta etapa se puede realizar rápidamente hasta un punto denominado temperatura de recocido, que tiene diferentes valores según el tipo de vidrio utilizado. La etapa subsiguiente (recocido) debe prolongarse el tiempo suficiente para que las partículas estructurales del vidrio (moléculas) puedan reacomodarse y alcanzar un estado de equilibrio libre de tensiones (stress). A mayor espesor y/o tamaño de los vidrios utilizados más tiempo requiere esta etapa y es muy importante contar con la experiencia necesaria para poder determinarlo.
Terminado el recocido se completa el enfriamiento dejando caer la temperatura en forma gradual y a un ritmo cuidadosamente calculado.
Stress por incompatibilidad :
Cuando se combinan, en un proceso de termofusión, vidrios de diferente composición se producen reacciones de incompatibilidad. Cada tipo de vidrio tiene un coeficiente de dilatación particular que nos indica en qué medida se expande al ser calentado. Combinando dos o más vidrios de diferente dilatación al enfriarse, recíprocamente, contraerán también en diferentes medidas y esto producirá un inevitable estressamiento que en este caso no puede ser solucionado prolongando el período de recocido.

NOTAS TECNICAS
Listado completo