15/6: ESPORAS EN EL TIEMPO en Espacio HORNOS SIN FRONTERAS

El 15 de junio se inaugura en el Espacio HORNOS SIN FRONTERAS, Constitución 2229.CABA, la muestra «Esporas en el Tiempo», que reune a egresados del Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda Emilio Villafañe.
La muestra cierra el 6 de julio de 2024. Constitución 2229.CABA.

Compartimos una breve presentación de algunos de los expositores:

 Guadalupe Rodriguez. Me formé como docente y ceramista en el IMCAEV, egresada en el 2023. Entré al IMCAEV a los 19 años, por lo cual también me formó co mo persona, inmersa en un espacio que me enseñó a trabajar comunitariamente. Ejerzo la docencia, y el año pasado empecé a explorar la obra artística a través de la identidad porteña, reflejando mis vivencias y lugares de pertenencia.

Sebastián Greco. Nací en la ciudad de Junín (Buenos Aires) conocí el mundo cerámico en el taller de sus padres. Me formé como profesor de artes visuales con orientación cerámica y técnico ceramista en la Escuela de Arte Xul Solar de dicha ciudad y en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda «Emilio Villafañe». Mi obra está inspirada en mi infancia en Junín, donde el tiempo pasaba entre insectos, ramas, barros, hornos y esa libertad del juego creador.

 María Victoria Zorzoli. Nacida y criada en CABA. Comencé mi formación en la cerámica en el instituto «Fernando Arranz». En el año 2012, luego de un Simposio Internacional, continué mi formación en el IMCA «Emilio Villafañe». Allí me gradué como Técnica Ceramista y como Docente de Artes Visuales. Actualmente ejerzo la docencia en el IMCAEV, en el programa Puntos Culturales de la Municipalidad de Avellaneda y en el taller de Pablo Insurralde. La obra expuesta está atravesada por la experiencia de ser mujer en el mundo contemporáneo. Da cuenta del hostigamiento continuo que ejerce la sociedad sobre las mujeres y disidencias, expresando un claro posicionamiento contra las violencias de genero.

 Ivana Guagliardo. Comencé mi camino en la alfarería en el año 2012 en la escuela de Artes Visuales de mi ciudad natal Bahía Blanca, de la mano del querido maestro Tato Corte, recolectando arcillas y quemando a leña. En 2016 me mudo a Buenos Aires para seguir el segundo año de la tecnicatura en cerámica en el IMCA. A partir de 2017 mi formación continúa de manera informal entre experiencias comunitarias, talleres en encuentros nacionales y provinciales de cerámica y viajes por países de latinoamérica donde comparto con maestrxs alfarerxs y recorro sitios arquelógicos, indagando en la cerámica precolombina y recreando el oficio en los distintos territorios. Desde 2019 permanezco en Bahía produciendo piezas de cerámica en torno alfarero y haciendo quemas de raku a leña y a gas. Cooperando entre compañerxs ceramistas desarrollamos proyectos individuales y grupales, organizamos jornadas y talleres de cerámica y participamos en diferentes ferias y encuentros del país.

 Joaquín Gómez Moleres. Ceramista de Glew. «Respetar la forma de la arcilla que tanto tiempo estuvo guardando».

 Glenda Areco (1991). Comienza su recorrido en las artes visuales en el polivalente de arte de Ushuaia, en 2010 se muda a Buenos Aires con la idea de profundizar y dedicarse exclusivamente al mundo de la cerámica; lleva a a cabo su formación artística y pedagógica primero en el instituto de cerámica de Avellaneda y luego cursando seminarios en la UNA con Graciela Olio. Actualmente da clases en distintos talleres y trabaja en su producción de utilitarios de alta temperatura «isla cerámica».

 Paula Seroni. Soy de Bariloche, Rio Negro. Mi acercamiento a la cerámica fue durante la niñez en talleres del barrio y años después, continué formándome en el IMCA EV, donde me recibí de técnica y profesora de artes visuales. Actualmente, tengo mi propio taller en mi ciudad natal. Me dedico a la enseñanza y a la producción de utilitarios de alfarería en gres. La obra artística que presento se desprende de la forma alfarera, combinando cerámica y vidrio para explorar mundos terreos, donde el azar y la impronta directa son protagonistas de paisajes materiales.

 Margarita Clemente. Nacida en la Ciudad de Gral. Rodriguez (Prov Bs As) en 1994. Mis inicios en la cerámica fueron en un taller extraprogramático en el IMCAEV en el año 2011, al año siguiente ingreso a la tecnicatura y profesorado egresando como Técnica Ceramista en 2016 y  profesora de Artes Visuales c/ orientación Cerámica en 2017. Actualmente complemento mis estudios en la ESEA «Manuel Belgrano» (Barracas, CABA)  y coordino un taller cerámico en Wilde (Avellaneda). Mi obra va de la mano con la alfarería como fin y medio de una imagen expresiva jugando con la línea y la materialidad.

 Laura Tirelli. Me formé en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda y egresé en el 2001. Cursé varios años la carrera de Artes en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA), y transité por distintos seminarios y cursos vinculados a las artes visuales. Desde el año 2001 trabajo en mi taller particular, tanto en producción de cerámica utilitaria como en la búsqueda artística. En 2023 tuve la dicha de obtener el segundo premio en el Salón Municipal de Cerámica de Avellaneda. Desde el año 2012 formo parte del taller de enseñanza SeTorna Cacharro.  Mi alter ego ceramístico es La arcillera.

 Pamela Palavecino. Nací en la ciudad de G. de Laferrere, provincia de Bs As. En 2011 egresé de técnica en cerámica superior en IMCAEV. Soy profesora de Artes Visuales con orientación en Cerámica, egresada en 2022 en el mismo Instituto. Desde el año 2014 dicto clases en talleres de arte particulares y en mi taller de cerámica personal. Desde el 2023 ejerzo la docencia en el IMCAEV. Ser ceramista es una elección de vida, encontrando en la alfarería, en el  torno, una herramienta no sólo de producción sino también de expresión personal, que fusionada con el modelado y atravesada por las texturas, las calidades de superficies, la investigación de pastas y tratamiento de superficies hacen posible el desarrollo de mi imagen.

 Lucia Pérez.  Ceramista y docente recibida en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda (en el 2001 la Tecnicatura y en el 2013 del Profesorado). En la actualidad dicto clases, en el Instituto (Imcaev) y en mi taller. El modelado es un modo de construcción que utilizo a menudo, lo encuentro sumamente versátil, permitiéndome plasmar algunas de las ideas e interrogantes que me atraviesan como ser social. En la actualidad no tengo un estilo definido, sino que me permito transitar cada nuevo trabajo como un objeto a desarrollar, en su diferencia y su totalidad.

 Iris Tavio. Soy oriunda de La Matanza donde comencé mis estudios en Arte Visuales. Tras cruzarme con ceramistas en una muestra y explicarme con pasión la técnica de Raku (la cual no tenía ni idea de lo que hablaban) me decidí a estudiar cerámica, en mi zona no había en ese momento y fui a Bulnes para luego terminar en el IMCA, donde actualmente aún sigo como profe. Agradezco los caminos que me llevan la cerámica.

 María Paz Martinez. Desde 1998 transito la escuela de cerámica. Y desde entonces mi vida esta ligada al oficio.  Me formé y recibí de Técnica en el Instituto en el 2005. Colaboré trabajando como técnica. Y en el 2013 me recibí de Profesora. Desde entonces doy clases de alfarería en el ImcaEV como profesora y a veces como ayudante de cátedras. Paralelamente, desde el 2012, formo parte de un taller de enseñanza que se llama SeTorna Cacharro. Me dedico también a la producción de objetos utilitarios… Y cuando me animo hago alguna que otra obrita.

 Analia Kaplan. Desde chiquita empecé a jugar con el barro en talleres barriales. Me reencontré con el arte cerámico en mi adolescencia y ese maravilloso encuentro continúa hasta hoy. Actualmente soy docente de las cátedras de decoración y alfarería del Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda donde me formé como técnica, profesora y una persona más feliz. También desde hace más de 10 años doy clase en SeTorna Cacharro, un espacio que creamos amorosamente con dos compañeras ceramistas. Y además partícipe de encuentros y seminarios de y para ceramistas y expuse en salones afines. En los ratos libres produzco e investigo en variadas piezas intentando disfrutar de los procesos casi mágicos de este arte ancestral.

 Catalina Curto. Nacida en Buenos Aires en 1990. Recibida de Técnica Superior Ceramista (2013) y Profesora de Artes Visuales con Orientación Cerámica (2017) en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda Emilio Villafañe. Esmaltar a pincel comenzó como un juego y se volvió parte de la estética abstracta que elige hoy para sus obras. Definidas por la interacción conceptual de objetos, combina superficies suaves de bruñido, texturas, dibujos de líneas esgrafiadas y esmaltado a pincel. En la actualidad da clases en su taller y es profesora de la materia Escultura Cerámica de la Formación Básica en el IMCA EV, donde sigue aprendiendo de colegas y estudiantes.

 Sebastián Luciano Mendiburu Salvó. Nací un 3 de septiembre de 1992 en Santiago de Chile Migre el 2013 a Buenos Aires Argentina. Y tuve la suerte de conocer el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda «Emilio Villafañe» en el año 2014 me inscribí en la escuela y estudie ahí hasta la pandemia. En Paralelo armé mi taller y me dedico a la actividad cerámica haciendo mi producción de objetos utilitarios y expresivos. Doy clases y cursos permanentemente y participo activamente del proyecto «Hornos sin Fronteras».La escuela de Avellaneda me regaló un oficio a manos abiertas y creo que lo más lindo que aprendí en esa escuela es el sentido cultural y popular que se puede aplicar en un oficio como la cerámica pensándose como herramienta de construcción comunitaria y pedagógica para la sociedad. Una vez me dijeron «la cerámica es un mensaje hacia el futuro» y estoy convencido de que es real. Gracias a la escuela, a sus estudiantes y equipo docente por tanto amor. Y gracias especialmente a Emilio Villafañe por regalarme un cacho de arcilla y enseñarme que de eso se puede construir un mundo. Cómo dice la canción: «De la guitarra hice un barco».

 Lucas Cebrián. Nace en Buenos Aires en 1983. En el año 2002 egresa de la Escuela Técnica «Fernando Fader». En el 2005 ingresa a la Escuela Nacional de Cerámica N°1, donde cursa 2 años y a instancias del maestro Jorge Basile decide terminar sus estudios cerámicos en el IMCA, de donde egresa con el título de Técnico Superior en Cerámica en 2010. Al mismo tiempo trabajó en la confección de macetas para bonsai y enseñó alfarería en distintos talleres privados. Se desempeñó como colaborador del Área de Extensión Cultural del IMCA junto a Julio Cando. En 2014 obtuvo el 1° Premio Adquisición en el Salón Municipal de Cerámica de Avellaneda y participa en distintos salones de cerámica como el Salón Nacional de Artes Visuales. Desde el año 2008 hasta la actualidad participa en distintas exposiciones colectivas.

 Caro Eva. Artesana ceramista citadina. Siempre viví en la Ciudad de Buenos Aires. Descubrí la cerámica mientras cursaba en el IUNA (2007), hice la tecnicatura en la Escuela de Cerámica N°1 (2008/10) y más tarde tomé talleres extra programáticos del IMCA y en espacios privados de algunos referentes que admiro. En el 2014 pude comprar el primer hornito con ayuda de mi viejo y ahí comenzó la verdadera aventura. Un año más tarde, junto a Seba Troulliet, empezamos a experimentar pastas, engobes y esmaltes. Buscando las propias formas de hacer creamos Gulubu Cerámica (2015). Juntos comenzamos a producir y vender en ferias. Años después (2019) nos sumamos al colectivo Galería Dawa.Nuestra imagen pasó por varias etapas y siguen las transformaciones. Logramos que el oficio sea sustento, a pesar de las adversidades.

 Adrián Agustín López. Criado en Quilmes, zona sur del conurbano. Me formé en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda «Emilio Villafañe». Durante esos años participé activamente con la organización de viajes educativos a diferentes encuentros de cerámica cómo ENACER (Encuentro nacional de ceramistas) y Barro Calchaquí (Encuentro latinoamericano de Ceramistas), distribuídos en diferentes provincias. Estos son una piedra angular en mi educación cerámica. Luego de mi formación, me mudé a Chivilcoy (Prov. De Bs. As), donde instalé mi taller «Cerámica Elemental». En mis obras busco retratar de forma detallista las formas humanas y a la vez jugar con la utilidad de las mismas.

 Marina Stimolo. Tengo 44 años. Soy grabadora y ceramista. Vivo en Bernal, Bs. As., Argentina, donde tengo mi casa/taller. En 2006 egresé de la Escuela Municipal de Bellas Artes Carlos Morel como Profesora de artes visuales con orientación en grabado. Y en 2020 me recibí de Técnica Superior en Cerámica, en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda Emilio Villafañe. Trabajo como ceramista en Verde cactus, mi proyecto de piezas utilitarias de cerámica. También doy talleres regulares de cerámica. Participo de muestras, tanto individuales como grupales, exponiendo mis grabados y piezas cerámicas, desde el año 2006. En 2022 obtuve una beca para la edición #1 de Residencia Pastizal, en Reserva natural Las piedras, en Pigüé, Buenos Aires. Últimas participaciones en salones:  «El otro orden de las cosas» obtuvo el 2° premio, el Salón 27° Municipal de Cerámica de Avellaneda, 2019. «Moradas» fue seleccionada para participar en el CONCURSO 111° edición del SALON NACIONAL de Artes Visuales (Cerámica), 2023. «Convivencia» obtuvo una mención especial en el Salón X de cerámica de Berazategui, 2023.

 Leonardo Otárola. Empezó su formación en un taller municipal en Uruguay, al mudarse a Buenos Aires siguió formándose en los cursos extra programáticos del IMCA EV, hasta que en 2014 inicia su formación como docente y técnico ceramista en el mismo Instituto. En 2018 empieza a dar clases en distintos talleres y en 2020 abre su propio espacio. En la actualidad reside en Navarro, provincia de Buenos Aires, donde imparte clases en su taller «Eniepe Cerámica«. Actualmente su búsqueda se centra en jugar con las formas alfareras e intervenirlas.

 Eva Lifschitz. Ceramista y docente. Comencé mi trayectoria en la Escuela de Cerámica N°1 en Bulnes. El oficio me llevó a continuar mi formación en el IMCAEV, donde me gradué como técnica y profesora. Actualmente, ejerzo la docencia en el IMCAEV de Avellaneda, en el Centro Socioeducativo Dock Sud, y en mi taller en el barrio de Caballito (CABA).En mi búsqueda artística actual, utilizo jarrones para crear escenarios que invitan a explorar su interior. Mis obras narran historias que atraviesan la cotidianidad y reflejan sus agobios.

 Fernanda Amuchástegui. Soy oriunda de la zona sur de Buenos Aires, pero ahora vivo en Villa la Angostura, Neuquén. Mi primer acercamiento a la cerámica fue a los 10 años y desde allí se hizo parte de mi vida. Las primeras personas que me mostraron este mundo fueron Luz Martin Alonzo, mi profe de pequeña y adolescente, y Gabriela Moleres, con quién comparto una relación familiar ya que su hija es mi amiga y siempre estuve rondando por el taller. Luz, Gabi y Pedro Crispo también, me alentaron para estudiar en el Instituto Municipal de Cerámica de Avellaneda. Allí me recibí de Técnica y de Docente, allí aprendí lo colectivo, la importancia de la historia que tiene la cerámica sobre todo en los territorios ancestrales de nuestro país. Gracias al instituto he sido parte del Montaje de diversas obras en la fundación PROA, y participe de muchísimas experiencias en encuentros de ceramistas. También fui docente y ayudante de cátedra en el IMCA. He trabajado en varios talleres de producción. En el 2020 vine a vivir a Villa la Angostura y comencé a trabajar dando clases en el taller 7 Elementos de Gabriela Naval, con quién unos años después, junto con Tania Chamba otra de las docentes del taller realizamos el primer encuentro de ceramistas de Villa la Angostura, fue una experiencia inolvidable tanto para nosotras como para quienes participaron de talleristas y de alumnxs. Hoy en día me dedico más a hacer ollas de barro para fuego directo con improntas del contexto boscoso. Sigo dando clases y seminarios en mi casa y en el taller de Tania. Y para fines de Junio realizaremos una muestra en conjunto con mujeres ceramistas de La Villa en el Museo de arte Contemporáneo del pueblo.

 Julián Pons. Oriundo de Dock sud, ciudad de Avellaneda. Tuvo el privilegio de residir en la ciudad de los Institutos de Formación Municipal, donde transitó por las Ártes Escénica, Artes Plásticas y Cerámica. Hoy sigue concurriendo al IMCAEV y trasmite el oficio en el taller que comparte con su compañera Eva Lifschitz. La obra que presenta refleja las influencias de la plástica y el grabado, germinando lo que convive entre el plano y el volumen de su expresión.

 Sebastián Trouillet. Empecé a hacer cerámica en en año 2010 en Punta Alta ciudad en la que nací y viví hasta el año 2013, cuando decidí comenzar mis estudios en el IMCA. Desde 2015 y hasta la actualidad me dedico a la producción y venta de cerámica.