De pisos derechos … y derechos de piso

por Laura de la Fuente - 09/2009

Tal vez para decidirse a hablar haya que haber cultivado algunas canas porque claro: como decía Aristóteles: “La VIRTUD : es un HABITO”… Y si la Virtud es un Hábito…su contrapartida: el VICIO, también lo es.
Es por esto que, ante la reiteración en el tiempo del vicio de ciertos Salones de Arte, me siento no sólo con el “derecho”, sino también con la “obligación” de hablar, para no caer yo también en el Vicio de COMPLICIDAD.
Y, a falta de “Niño” que señale que “el rey está desnudo”, me tomaré el atrevimiento tan impolítico de “criticar” o DISENTIR con algo tan institucionalizado como un “Salón Nacional”.
Y no voy a referirme a sus premiaciones, que serían un capítulo aparte, sino a su nada democrática manera de EXCLUIR reiteradamente, invisibilizando a mucha gente, por el sólo hecho de “NO PERTENECER” al núcleo cerrado de los que se reparten año a año, no sólo “los premios”, sino: el derecho a la PARTICIPACIÓN”.
Larga tradición nacional según la cual al que se lo castiga o se lo EXCLUYE, se lo convence -además- de que: “es por su culpa”. Demasiados años en los que nos han hecho “escribir cien veces” que unos pocos son los “elegidos” , y otros muchos: los “nadies”, que no servimos … ni siquiera: para preguntar POR QUE.
Uno de mis más grandes maestros – cuyo nombre me reservo, – me graficó un día, CUAL ERA LA MECANICA DEL SALON NACIONAL, a propósito de una excelente compañera, ceramista alfarera, que acababa de ser premiada después de años de rechazos.
– “Mirá – me dijo, – Lamentablemente el Salón Nacional obra por desgaste, primero te tenés que presentar varios años y bancarte que te rechacen, después, si reincidís, te tenés que bancar unos años más, de que te acepten, sin premio alguno. Sólo así, por ahí, un día: te dan una mención…Y, después, otro año, tal vez: algún premio”…
Muy gráfico mi Maestro. El sin embargo fue llamado alguna vez como Jurado del Salón.
Y, no siendo tan “nadie” como yo, opina lo mismo respecto de esto.
Y : vamos a sacarnos la careta de que la causa de la “pre-selección” es la “falta de espacio” físico.
El RECHAZO es una actitud violatoria de un Derecho Humano:
el derecho a expresarse.Una CENSURA A LA LIBERTAD DE EXPRESION, tan cara en nuestras latitudes, después de tantos años de oscurantismo.
Año tras año, veo y escucho, de mis ex alumnos – algunos hoy colegas- frustrantes comentarios acerca del MALTRATO personal y de la obra, al ir a presentarla en el Salón.
Del mismo modo, acerca del reiterado RECHAZO y la IMPOSIBILIDAD DE PARTICIPACION. RECHAZO el cual: NUNCA ES FUNDAMENTADO .
Obras que se han analizado apoyadas indebidamente (con noventa grados de error de posición) .Obras que no fueron desembaladas totalmente al ser dejadas por su autor, y le son devueltas. con el embalaje sin terminar de quitar…¿Cómo pudieron verlas?…
Y hasta obras importantes, con calidad visual y oficio constructivo, que también son rechazadas, sin poder explicarse nadie la causa.
¿POR QUE EL JURADO NO ACTUA PUBLICAMENTE?
Siguen convenciéndonos de que no solamente NO servimos , sino que TAMPOCO MERECEMOS QUE NOS EXPLIQUEN POR QUE.
¿QUE SE VALORA EN EL SALON NACIONAL?…
¿Un “Nombre” , una “Trayectoria”, que nunca podrán hacerse ni recorrer quienes son reiteradamente rechazados y no tienen el “aguante” que decía mi Maestro?…
¿Se valora EL OFICIO, en el Salón Nacional?… ¿QUE SE VALORA EN EL SALON NACIONAL ? ¿Una “estética”, una “imagen” ?…
¿Cuál?…¿La más excéntrica?…¿La más críptica?…¿La más extravagante?…
¿La más parecida a los dictados y las modas de los llamados “Paises Centrales”?…
¿Cuando nos dejaremos de correr como mendigos tras el furgón de cola de un Tren que no es el Nuestro y que siempre se nos va?…
¿No sería acaso mejor: DEJARLO IR, y hacer uno NUEVO NUESTRO , con NUESTRA IDENTIDAD?…
¿Qué es lo que piensan REALMENTE , muchos que HABLAN de una IDENTIDAD LATINOAMERICANA que habría que abrigar y construir,y , cuando tienen el Poder de “decidir”, eligen siempre LO QUE MAS SE PARECE AL “TRAJE DEL EMPERADOR” ?…
Los “invisibilizados, somos tan “Nadies”, que , entre la “CONSTRUCCION” y la “DE-CONSTRUCCIÒN”, elegimos siempre: LA CONSTRUCCIÓN…
Tan “nadies”, que entre la “DESCONTEXTUALIZACION” y la “CONTEXTUALIZACION”,
elegimos esta última…
Nos gustaría, alguna vez, que los “ungidos”, organizadores y jurados, NOS EXPLICARAN por qué ellos eligen lo contrario…Pero: no lo hacen…
Claro: “no es Político” “Criticar” al Salón Nacional…Vaya a saber , algún día , uno se decide a pagar los años de “DERECHO DE PISO” del rechazo, para por fin “ser Aceptado” en el “Cículo cerrado” que se reparte mutuamente premios, menciones y: hasta: “el derecho a la Entidad”…
Aquella vieja y perversa figura de “EL DERECHO DE PISO”, es el precio que el viejo le cobra al nuevo, por ser el joven que èl ya no es.Aquella perversa figura del “DERECHO DE PISO”,
– modus operandi del salón nacional, sobre el cual: mi maestro me abrió los ojos –
es el precio adelantado , por una “promesa” de dejarte entrar al círculo cerrado desde el cual, podrás por fin darte el gusto de CERRARLE LA PUERTA A LOS DEMÀS.
¿QUE TIENE QUE VER TODO ESTO CON EL ARTE, CON EL OFICIO, CON LA CREACIÓN como quehacer SOCIAL Y COLECTIVO? NO NOS INTERESA ESE RESBALOSO Y BLANDO PISO DE LOS QUE COBRAN “DERECHO DE PISO”.
Porque mi gran maestro me enseñó a aprender preguntando y preguntándome. Y , también a NO CALLAR. Gracias maestro, al menos: somos dos.

Laura de la Fuente
Ceramista y Profesora de Cerámica
Bs. As., Agosto de 2009