MAESTRO COREANO

por Julio Gómez - 06/2012

No acostumbro a publicar, en mi Revista Cerámica, información dudosa o de orígen desconocido y no lo hago por diversas razones pero sobre todo por que no me gusta hacerlo. Hace poco tiempo recibí en mi correo electrónico particular un mail de un ceramista, al que no conozco, que me enviaba el texto de una entrevista que le habían realizado, en un importante medio especializado, a quien fuera su maestro el ceramista coreano San Kyo Foo, según él un importante referente. El contenido de dicha entrevista me resultó por demás interesante y de inmediato pensé en publicarlo pero, por precaución, antes de hacerlo traté de averiguar algo más sobre este ceramista y me sorprendió bastante no encontrar referencias suyas en ningún lado, ni en Internet y tampoco al consultar con expertos conocedores de la cerámica contemporánea internacional, me daba la sensación de estar buscando a un fantasma y en última instancia se me ocurrió escribirle al ceramista que me había enviado la información original, cuando lo hice el correo electrónico me rechazó varios mails por dirección inexistente ! Finalmente esto me pareció demasiado raro y pensé en archivar el mensaje recibido al considerarlo de orígen dudoso pero al volver a leerlo me dí cuenta que era un desperdicio no darle difusión, analicé variadas hipótesis y llegué a la conclusión que aunque esta historia sea un fraude aún así tiene valores que justifican su publicación, entonces decidí incluirla en este relato con la debida advertencia de que su contenido podría ser un ejercicio de ficción, o tal vez no. La entrevista era bastante extensa y según decia había sido traducida del inglés, por razones prácticas solamente voy a publicar algunos conceptos, los que me parecieron más interesantes, y dejaré de lado a otros que no pude interpretar debidamente quizás por dificultades originadas durante su traducción. El entrevistador, un conocido crítico de arte británico, comenzó preguntando a San Kyo Foo su opinión acerca de ” la creatividad ” en la cerámica artística contemporánea y este le dijo que siendo un estudioso de la cerámica de estos tiempos y también de la histórica tradicional podía asegurar que tal ” creatividad ” era prácticamente inexistente y que todas las obras que había observado, y estudiado, estaban influenciadas por alguna otra preexistente. También agregó que los artistas ceramistas de esta época centran sus esfuerzos en lograr algún efecto visual y/o técnico intentando sorprender al espectador y en desmedro del acto creativo puro (sic). Respecto a la parte técnica, a la que considera de gran importancia, criticó la constante repetición de antiguas recetas opinando que las mismas constituyen un pesado lastre en el desarrollo evolutivo de los artistas ceramistas explicando a continuación que, desde su punto de vista, una frita, un pigmento u otro compuesto cerámico de última generación tienen mucho más de ciencia y/o tecnología que todos los materiales precedentes y que al ignorarlo los ceramistas resignaban la posibilidad de actualizarse debidamente. Resumiendo : La falta de creatividad y el estancamiento tecnológico hacen de la cerámica artística contemporánea un patético resabio del pasado.(sic). Cuando el entrevistador le requirió opinión acerca de la instituciones que agrupaban, o intentaban hacerlo, a los artistas ceramistas San Kyo Foo consideró que su utilidad habría que evaluarla en función del impacto que tuviera su gestión en el reconocimiento de sus asociados por el gran público y si esto no se lograba debía ser considerado un fracaso que invalidaba, de hecho, la razón de su existencia.La siguiente cuestión planteada se refería a las escuelas de cerámica y aquí el maestro coreano precisó que había observado que todas, o casi todas, las escuelas que había conocido basaban sus enseñanzas en temas que hacía ya mucho tiempo estaban superados y ninguna de ellas había sido capaz de ir un paso adelante, el resultado de esta conservadora actitud equivalía, dada la velocidad del desarrollo tecnológico actual, a un continuo retroceso cada vez más difícil de remontar. Hasta aquí creo que con la transcripción de estos conceptos es más que suficiente para comprender la posición de San Kyo Foo y por mi parte espero que con la difusión de este material se puedan generar espacios para la reflexión y el debate y sería muy bueno que esto ocurra pues precisamente la falta de ellos acerca de estas problemáticas es lo que sustenta la opinión de estos críticos observadores.
Finalmente, si alguno de nuestros lectores conoce y puede indicarnos la manera de hacer contacto con San Kyo Foo nos sería de gran utilidad para poder escribirle y agradecerle su involuntaria colaboración. Desde ya muchas gracias.